Tecnología y Software

El Camino Evolutivo de las APIs: La Revolución de GraphQL

Este post explora la evolución de las APIs desde XML y SOAP hasta REST y el reciente auge de GraphQL, destacando los beneficios y desafíos de cada uno.

APIs,GraphQL,evolución de las APIs,XML,SOAP,JSON,REST,sistemas computacionales,Licenciatura en Sistemas Computacionales,UDAX,intercambio de datos,eficiencia de las APIs,interoperabilidad,GraphiQL

¡Bienvenido a un nuevo artículo en el blog de UDAX Universidad! Hoy nos sumergiremos en el fascinante mundo de las APIs y el reciente auge de GraphQL.

¿Te preguntas qué es eso de las APIs y por qué deberías prestarles atención? Bueno, puedes considerarlas como los pilares invisibles del mundo digital. Las interfaces de programación de aplicaciones, o APIs (por sus siglas en inglés), son las que permiten que todas nuestras aplicaciones, sitios web y sistemas digitales se comuniquen entre sí e intercambien datos.

Pero, a medida que hemos avanzado en el terreno digital, nuestras necesidades también han evolucionado, y con ellas las APIs. En este artículo exploraremos cómo ha sido esa evolución y por qué GraphQL se está convirtiendo en la nueva herramienta favorita para los desarrolladores de APIs.

Desde el nacimiento de las APIs basadas en XML en los años 2000, estos sistemas de intercambio de datos han sufrido transformaciones significativas. Después de XML, el formato JSON se volvió más popular gracias a su simplicidad y léxico reducido, haciéndolo más eficiente y fácil de leer tanto para los humanos como para las máquinas.

En aquellos días una de las metodologías preferidas para crear APIs era SOAP, un estándar de comunicación web que permitía la interoperabilidad entre máquinas en una red. No obstante, SOAP resultó ser bastante complicado y rígido, lo que llevó a buscar alternativas más flexibles.

Entonces apareció REST. Con su llegada en el año 2000, REST (Representational State Transfer) ofreció un nuevo enfoque a las APIs. A diferencia de SOAP, REST es un estilo arquitectónico más que un protocolo, proporcionando principios y reglas que las APIs pueden seguir para facilitar la comunicación entre sistemas. REST utiliza métodos HTTP comunes como GET, POST, PUT y DELETE para operar los datos, y es flexible en cuanto al formato de los datos, aunque comúnmente se utiliza JSON.

REST se convirtió en la referencia estándar para el desarrollo de API durante la última década, pero no está exento de desafíos. Por ejemplo, las APIs REST generalmente requieren múltiples solicitudes para obtener todos los datos necesarios, lo que puede afectar el rendimiento. Además, no existe una forma estándar de describir las respuestas de las APIs REST, lo que puede hacer que sea difícil entenderlas.

Surgen entonces las APIs GraphQL como una interesante solución a estos desafíos. Creadas por Facebook en 2012 y lanzadas al público en 2015, las APIs GraphQL permiten a los clientes definir la estructura de las respuestas, lo que reduce la cantidad de datos que necesitan ser transferidos y mejora el rendimiento.

La Licenciatura en Sistemas Computacionales en línea en UDAX Universidad: Tu futuro a un clic

Programa flexible y práctico, respaldado por la SEP. Comienza tu transformación con UDAX Universidad.

Además, las APIs GraphQL utilizan una única solicitud para todos los datos necesarios, biselando así uno de los mayores problemas de REST. Pero eso no es todo: GraphQL también provee un esquema de tipos fuertemente tipado, lo que mejora la predictibilidad y la eficiencia del código.

De esta forma, con las APIs GraphQL, los desarrolladores tienen mayor control sobre los datos que se envían y reciben, haciéndolas una herramienta muy eficiente y flexible. GraphQL ofrece lo mejor de SOAP y REST, y lo lleva al siguiente nivel. A estos beneficios se suman, entre otros, la capacidad para depurar fácilmente las consultas y la posibilidad de realizar cambios en tiempo real con las suscripciones de GraphQL.

Además, GraphQL viene con GraphiQL, un IDE incorporado para explorar los datos de su API, lo que permite una introducción más fluida para los nuevos ingenieros del equipo y facilita la comprensión del modelo de datos.

Sin embargo, esto no significa que GraphQL sea la solución a todos los desafíos de las APIs. Al igual que cualquier herramienta, tiene sus limitaciones y no es la mejor opción para todos los escenarios. Por ejemplo, GraphQL puede ser excesivo para APIs super simples, y los desarrolladores deben ser conscientes de los posibles problemas de seguridad de la información y del rendimiento debido a las consultas anidadas profundas o maliciosas.

Además, si bien GraphQL minimiza el problema over-fetching (la obtención de más datos de los necesarios), puede introducir otro problema, el under-fetching (cuando necesitamos hacer varias solicitudes al servidor para obtener todos los datos requeridos), lo que puede ser un desafío en términos de rendimiento.

A pesar de estos retos, con las prácticas y medidas de seguridad adecuadas, GraphQL puede ser una poderosa herramienta para construir APIs eficientes y flexibles. La adopción de GraphQL está en rápido crecimiento, y cada vez son más las empresas y organizaciones que optan por utilizarla.

En resumen, las APIs son una parte fundamental de la experiencia digital y su evolución ha sido constante para adaptarse a las crecientes necesidades del intercambio de datos. Desde XML y SOAP hasta REST y ahora GraphQL, las APIs se han vuelto más flexibles, eficientes y centradas en el usuario.

La Licenciatura en Sistemas Computacionales en línea de la UDAX Universidad cubre a profundidad estos y muchos otros aspectos importantes de las tecnologías modernas. Al incorporar constantemente tendencias emergentes en la industria, como GraphQL, nos aseguramos de que nuestros estudiantes estén siempre al día en el mundo de la tecnología.

Si estás interesado en aprender más sobre las APIs, GraphQL, y cómo están modelando nuestra realidad digital, te invitamos a explorar nuestra Licenciatura en Sistemas Computacionales.

También te puede interesar